ORAR:

por quienes han sido víctimas de este desastre y al mismo tiempo por las personas que trabajan allí como un testimonio concreto de la solidaridad humana. Especialmente por los hermanos y hermanas del Consejo Nacional de Iglesias de Cuba y el programa Asistencia Presbiteriana en Desastres a quien su fe y vocación los ha llamado a servir en estas difíciles circunstancias.

DONAR:

Durante el tiempo de Adviento, las administraciones nacionales de las Iglesias miembro, estarán organizando las colectas de fondos a nivel de cada denominación; las congregaciones y comunidades locales, están invitadas a coordinar con sus directivas, líderes y lideresas, para orientar la colecta de los servicios y celebraciones de diciembre, hacia este fin.

Además, estableceremos canales alternativos para donar directamente a cuentas de las iglesias y de AIPRAL.

ACTUAR:

Es importante involucrar a la mayor cantidad de personas posibles, invita otras personas a sumarse a esta campaña, replicando en las redes sociales esta iniciativa, y sensibilizando a más personas de esta situación.

 

Las y los invitamos a replicar esta iniciativa y que nos puedan informar, a través de Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., de las acciones iniciadas para colaborar. Compartimos el material de difusión que pueden utilizar en sus colectas e iniciativas.

MATERIAL DE DIFUSIÓN

AUDIOVISUAL INFORMATIVO